«La mecánica cuántica nos enseña que nosotros no estamos separados del resto del mundo, como habíamos creído. La física de las partículas nos enseña que «el resto del mundo» no es algo que permanece ocioso allá fuera. Por el contrario, es un brillante campo de continua creación, transformación y también de aniquilamiento. El estudio de la relatividad, por ejemplo, puede producir la notable experiencia de que espacio y tiempo son construcciones mentales. Cada una de estas experiencias logradas es capaz de cambiarnos de tal manera que nunca volveremos a ser capaces de contemplar el mundo como lo veníamos haciendo hasta ese momento.»

«Los físicos han probado racionalmente que nuestras ideas racionales sobre el mundo en que vivimos son profundamente deficientes.»

«Las contradicciones al sentido común forman el corazón de la nueva física. Nos dicen una y otra vez que el mundo no es lo que nosotros pensamos. Es posible que sea más, mucho más. Los idiomas de los místicos orientales y de los físicos occidentales se están haciendo muy parecidos. «Al Universo ¿lo trae de alguna manera a la existencia la participación de los participantes?…»

«De acuerdo con la mecánica cuántica, la objetividad no existe. No nos podemos eliminar del conjunto del cuadro general. Somos parte de la naturaleza y cuando estudiamos la naturaleza, no puede eludirse el hecho de que es la naturaleza la que se está estudiando a sí misma. La física se convierte así en una rama de la psicología.»

«La implicación filosófica de la mecánica cuántica es que todas las cosas en nuestro universo (incluso nosotros) que parecen existir independientemente, son en realidad partes de un modelo orgánico que lo abarca todo. Y que no hay ninguna parte de ese modelo, de ese todo, que esté verdaderamente aparte de él o de las demás partes.»

«La parte izquierda de nuestro cerebro tiende a dudar de ciertas impresiones de su información sensorial. La parte derecha tiende a aceptar de manera más libre todo lo que se le ofrece. La parte izquierda del cerebro controla la parte derecha del cuerpo y al revés. La próxima vez que algo nos impresiones, que nos cause ansiedad, dejemos que la sensación discurra libremente por nuestro interior sin intentar comprenderla. Nos daremos cuenta que la comprendemos pero de un modo que no estaremos en condiciones de traducir en palabras. Estaremos percibiendo intuitivamente por medio del hemisferio derecho.»

«No sabemos si nuestras respuestas a los estímulos no están tan rígidamente preprogramadas como las de los productos químicos, con la única diferencia de que nuestros programas son mucho más complejos. Es muy posible que nosotros no tengamos más libertad de acción, en absoluto, que las piedras. Lo que ocurre es que contrariamente a las piedras, nosotros nos engañamos creyendo tenerla.»

«El observador es definido como un modo de dividir al universo, que en su totalidad es uno, en un observador y un observado (el observador no tiene por qué ser un ente consciente). En otras palabras, «Yo» vengo del Universo y cuando «Yo» miro al mundo lo que «Yo» veo es el resto del Universo tal y como se reagrupó a sí mismo para aparecer ante «Mí». Se trata de un estado relativo particular para este particular «Yo». Naturalmente ese «Yo» es el único que ve al Universo de esa particular manera.»

«La nueva física nos dice que un observador no puede observar sin alterar lo que vea. Observador y observado están interrelacionados en un sentido real y fundamental. La distinción entre el «aquí dentro» y el «allá fuera» es ilusorio. Lo que experimentamos no es la realidad externa, sino nuestra interacción con ella. No existe el observador independiente que pueda mantenerse al margen observando como la naturaleza sigue su curso sin afectar al objeto observado.»

«La teoría especial de la relatividad nos dice que espacio y tiempo no son cosas separadas sino que conjuntamente forman el espacio-tiempo y que energía y masa sonrealmente dos formas diferentes de una misma cosa. La realidad es que no existe el tiempo absoluto. Nada puede ocurrir en determinado lugar sin ocurrir en un determinado tiempo, y nada puede ocurrir en el tiempo sin que suceda en un lugar.»

«La perspectiva newtoniana de espacio y tiempo es una imagen dinámica. Los acontecimientos se van desarrollando  con el transcurrir del tiempo, el cual es unidimensional y se mueve hacia adelante. El pasado, presente y futuro transcurren en este orden.Es preferible y más útil pensar en términos de una imagen estática, inmóvil, de espacio-tiempo. En esta imagen estática los sucesos no se desarrollan, no transcurren: simplemente son. Si pudiéramos contemplar nuestra realidad de manera tetradimensional podríamos ver que todo aquello que ya parece haberse desarrrollado, haber sucedido antes que nosotros en el transcurrir del tiempo, sigue existiendo en todo, igual que lo que está por devenir. Podríamos ver pasado, presente y futuro con sólo una mirada.»

«Todo el pasado y todo el futuro de cada ser individual se encuentran y se encontrarán siempre en un único punto: AHORA. Y lo que es más: el ahora de cada ser individual está localizado específicamente y nunca se encontrará en ningún otro lugar que no sea AQUÍ (allí donde se encuentre el observador).»

«¿De qué está hecho un corriente palillo de dientes? Las fibras de madera son agrupaciones de células, las células son agrupaciones de moléculas, las moléculas son agrupaciones de átomos y éstos son agrupaciones de partículas subatómicas. La búsqueda de la sustancia definitiva del universo termina con el descubrimiento de que no existe ninguna. Si hay una última sustancia constitutiva del universo es la pura energía, por que las partículas subatómicas no están hechas de energía, sino que son energía. A nivel subatómico no hay diferenciación clara entre lo que es y lo que ocurre, entre el actor y la acción. El bailarín y el baile son una misma cosa. El mundo es fundamentalmente energía danzante; lo que hemos venido llamando materia está siendo creado y aniquilado continuamente; y vuelto a crear. Esto es lo que ocurre cuando las partículas interaccionan entre ellas y sucede saliendo de la nada. Toda interacción subatómica consiste en la aniquilación de las partículas originales y la creación de nuevas partículas subatómicas…masa que se transforma en energía y energía que se transforma en masa.»

«De acuerdo con la teoría budista, la realidad es «virtual» por naturaleza. Lo que aparece como objetos reales en ella, como árboles o gentes, realmente son ilusiones transitorias, resultado de una forma limitada de conciencia. La ilusión está en que algunas partes de un proceso, en todo virtual, son cosas «reales» (permanentes) Iluminación es sentir que las cosas, incluso el Yo, son transitorias, estados virtuales privados de una existencia separada, lazos momentáneos entre ilusiones del pasado e ilusiones del futuro que se despliegan en la ilusión del proceso del tiempo.»

«Un aspecto vital del estado de Iluminación es la experiencia de una unidad que prevalece en todo. Esto y aquello ya no son entidades separadas, son formas distintas de la misma cosa. Todo es una manifestación de lo que es. Lo que es, es. Todo en absoluto e suna manifestación de lo que es. El mundo no podría ser de otra forma. No está bien y no bien. Es perfectamente lo que es. Es perfecto, yo soy perfecto, tú eres perfecto.»

«Existe la posibilidad de que el libre albedrío sea una ilusión. Quizá  sólo pueda ser lo que es, no «que hubiera sucedido si…». En ese caso desembocamos en el superdeterminismo: ni siquiera la situación inicial del universo podría haber sido cambiada. No sólo es imposible para cualquier cosa ser otra cosa que lo que es, sino que es imposible que la situación del universo pudiera haber sido otra de la que fue. El libre albedrío es una ilusión del ego.»