Se dice que lo más compasivo que una persona puede hacer por otra es enseñarle que no hay nadie sufriendo.

Crees en el libre albedrío? Por supuesto! no tengo elección…

«¿Qué es lo que está dentro de tu estructura que te inhabilita para hacer lo que pretendes? Puede que no puedas decir qué es, pero hay algo en ti que inhabilita tu habilidad para hacer lo que te gustaría y, obviamente, no está bajo tu control el poder eliminarlo; de lo contrario lo hubieses eliminado hace tiempo. Así que, hay algo sobre lo cual tú no tienes control alguno que inhabilita tu acción; algo dicta lo que está ocurriendo. ¿Qué es? Es obvio que si pudiese controlar mis acciones, si pudiese controlar mis pensamientos, me gustaría más mi vida. Nunca haría daño a la gente. Nuna diría cosas desagradables y estúpidas. Si yo tuviese el control nunca sería ofensivo.»

«La aceptación de «lo que es» erradica el sufrimiento. No elimina el dolor. Si el dolor es parte de «lo que es» hay dolor.»

«Para el sabio es aceptación sin un aceptador. Para el buscador hay una aceptación, que es después reclamada por el aceptador, y ese estado viene y va o, como lo llama Ramesh Balsekar, flips and flops. Mientras haya un yo que se involucre, entonces habrá un entrar y salir de la experiencia de la aceptación. La aceptación no quiere decir aprobación. La aceptación subyace bajo la reacción. Entonces, puede haber enfado, frustración, impaciencia y aún así puede haber aceptación. El enfado cuando surge es parte de «lo que es». La aceptación es total; es absoluta.»

«La directriz hacia la que apunta esta enseñanza es que la totalidad de la matriz existencial -todo lo que hubo, podría haber y habrá- surgió a la vez. Lo que es, es. Ésa es la indicación. ES»

«En la experiencia de Unidad, el individuo implicado está viviendo su vida y, de repente, hay un momento en el que el sentimiento de ser una entidad egóica separada desaparece. La vida y el vivir siguen pero sin ninguna sensación del «yo» para personalizar esta vida y su vivencia. La vida y el vivir siguen de forma impersonal -ocurren de forma perfecta- como parte del gran funcionamiento de la Totalidad. Después el «yo» individual, resurge y dice : Eso es. Eso fue la Verdad. Así es como las cosas deberían ser. Quiero que vuelva! Pero «eso» es la ausencia del «yo» que quiere que eso vuelva».

«El despertar ocurre cuando la mente se da por vencida»

«Lo que pueden obtener como buscadores es la experiencia de un desapego progresivo, lo cual es algo maravilloso mientras dure. Sin embargo, se acabará! Cambiará!. Algo dramático ocurrirá y precipitará un descenso hacia la implicación. Entonces están doblemente fastidiados, porque no sólo tienen que ocuparse del dolor de la implicación del momento, sino que también perdura el sentimiento de haber caído del estado de gracia. Han caído del sublime estado de unidad en el que había entendimiento y todo estaba conectado, y ahora se encuentran de nuevo dentro de la gran oscilación».

«El sentimiento de que «yo» puedo hacer que algo ocurra a pesar de toda evidencia hacia lo contrario es lo que Ramesh llama la hipnosis divina.»

«La experiencia de la iluminación del sabio es como la experiencia que tienes hoy de caminar con una piedra en el zapato. Sabes cómo se siente uno al andar con una piedra en el zapato. No es divertido. Pero hoy has estado caminando todo el día sin una piedra en el zapato. Tu experiencia de eso, de la ausencia de la piedra, es idéntica a la experiencia del sabio de la ausencia del autor, me refiero a que no está. Uno no experimenta la ausencia de algo. Experimentas algo irse, la transición o la presencia de algo. En el sentido más profundo, no hay nada que experimentar».

«La Consciencia puede ser comparada con la electricidad: cuando la electricidad fluye por el lavaplatos, lava los platos; cuando fluye por la tostadora, hace tostadas; todo lo causa la naturaleza del aparato. Los humanos están creados con ciertas propiedades para efectuar una variedad de acciones. De tal forma que, cuando la fuerza vital fluye a través de ellos, actúan de acuerdo con su naturaleza. La directriz de esta enseñanza es que lo que funciona a través del alcohólico, el abstemio, el célibe, el ninfómano, a través de todos y de toda acción, es la misma Fuente. No pasa a alguien, sino a través de alguien».

«La comprensión de la que hablo es la disoluciónde la pregunta, no el llegar a una respuesta»

«El cuerpo es un fenómeno temporal. Yo soy eterno»

«Cuando el FSAP ( Falso sentimiento de autoría personal) está presente y reclama una acción como un acto propio, puede aparecer el orgullo. El orgullo contiene en sí mismo la semilla del sufrimiento. Donde quiera que se halle el orgullo no tardará en aparecer la culpa.»

«El sabio es la Unidad, y no conoce ni experimenta la Unidad. El buscador es capaz de experimentar la unidad porque la experiencia termina y entonces se convierte en algo reconocible y cuantificable. Durante la búsqueda se producen momentos de una especial percepción en los que se experimenta una ausencia. Sin embargo, si lo analizamos con detenimiento, lo que se experimenta en realidad es la presencia-de-una-ausencia que es el resultado de la desaparición y la reaparición de la implicación. Eso es lo único que se puede experimentar. Podría parecer entonces que la consciencia de esa ausencia es el estado permanente del sabio, pero no es así, porque una experiencia es una presencia. Lo que se da en el caso del sabio es ausencia pura. Podría decirse que el sabio es Eso. El sabio no experimenta Eso. El movimiento d ela implicación a la no implicación produce la experiencia de la percepción. Cuando el movimiento desaparece, todo el paradigma se colapsa y no hay percepción ni confusión, no hay nadie que comprenda o que se confunda».

«Tras haber estado en ese lugar de vacío absoluto, el yo se dice: Quiero disfrutar de eso constantemente. Sin embargo, el yo que quiere disfrutar de eso en todo momento es el yo que  está ausente cuando eso está presente.»

«Es la mente la que crea las experiencias, la que crea la realidad. No existe una realidad independiente».

«Al ser humano le produce un enorme sufrimiento la idea de que lo que considera absurdo, doloroso o desegradable no debería existir y piensa que, de alguna manera, el hecho de que las cosas sean como son es un defecto del universo. Sin embargo, esa observación implica que uno sabe qué es lo más apropiado para el universo, y por tanto esas condiciones deben ser corregidas. Iluminación es que el dolor deja de llevar un sufrimiento asociado. Tras la Iluminación desaparece por completo la sensación de que las cosas deberían de ser de otra manera o de que lo que ha sucedido no debería haber sucedido. En cambio se produce la comprensión implícita de que todo lo que ocurre forma parte de una actividad enorme, todo forma parte del inmeso tapiz d ela Totalidad».

«Aceptación no es sinónimo de aprobación»